Tenemos un cuerpo o somos un cuerpo

Clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 3,98 KB

 

Los abismos del inconsciente: Según Freud, la consciencia no es sina la punta del iceberg de nuestra personalidad, la parte que aflora al exterior y sobre la que tenemos control. Por debajo de ella permanece oculto el inconsciente, constituido por una amalgama de impulsos irracionales: vitales y eróticos los unos, agresivos y destructivos los otros.  Estos impulsos son vigilados de cerca por la censura y por el ideal del yo, una instancia moral producto de las normas interiorizadas durante los primeros años de la infancia.  Los instintos, ciegos y amorales, explicarían la mayoría de actitudes antisociales y violentas de personas.  El yo lucha por mantener un difícil y precario equilibrio con el fin de satisfacer las demandas opuestas de estos amos sin vulnerar las normas de la vida en sociedad.  Materia y espíritu: Por una parte, esta el cuerpo , la parte sensible nuestra. Por otra, esta el alma, la parte espiritua, que se relaciona con el cuerpo y junto a el forma nuestro ser. Esto se llama dualismo.  Prisioneros dentro del cuerpo: Según el orfismo, los humanos estamos constituidos por una alma inmaterial e inmortal que se une por accidente a un cuerpo material y mortal. El contacto con el cuerpo supone una contaminación para el alma, y cuando aquel muere, esta se reencarna en otro cuerpo. Cuerpo y alma constituyen dos polos opuestos e irreconciliables: la sensualidad y la racionalidad. El dualismo platónico fue bien recibido por el cristianismo.  Consecuencias del dualismo: Alma y cuerpo son dos realidades autónomas. Nuestro cuerpo es una compleja maquina regida por las mismas leyes físicas que gobiernan el resto de la naturaleza. El alma, que es inmaterial, escapa a este y puede hacer con la plena libertad. En la comunicación esta el problema del dualismo.



Monismo materialista: Esto que denominamos espíritu o alma no es otra cosa que el producto de la actividad de nuestro cerebro. -En el siglo IV antes de cristo , Demócrito decía que no somos ni un conjunto de átomos que se mueven al azar. Epicuro negó la existencia de un alma inmaterial e inmortal. -En el Siglo XVIII La Mettrie decía que el ser humano no es mas que un organismo hecho por músculos , nervios y huesos. Solo somos un cuerpo y , en este cuerpo , es el cerebro el que piensa , siente y percibe. Monismo espiritualista:  Berkeley , lo que denominamos cuerpo no tiene una existencia independiente de la mente, no existe si no es en una mente. A esto se le llama idealismo o mentalismo. Todo lo que existe , son las mentes y sus ideas. El cuerpo es una de las ideas mas arraigadas de la mente , pero solo eso. No tenemos ninguna garantía de que a nuestras percepciones les corresponda un objeto externo. Las posiciones reduccionistas:  El descubrimiento de los complejos circuitos neuronales ha llevado a muchos filósofos a pensar que los fenómenos mentales son el resultado de un conjunto de procesos filosófico que se dan en el cerebro. La psicología conductista afirma que la mente es como una caja negra a la cual no tenemos forma de llegar. Todo lo que conocemos son los estímulos que inciden sobre el organismo y las respuestas físicas que da a los estímulos. El funcionalismo reduce la mente a un conjunto de funciones que lleva a cabo el cerebro. Que recibe , procesa y transmite información.

Entradas relacionadas: