El hombre animal simbolico

Clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 3,99 KB

 

1.- El hombre, animal simbólico.Signos y símbolos.Solo los seres humanos tenemos la capacidad de expresarnos mediante un lenguaje con sentido. Este nos proporciona dos tipos de elementos: un conjunto de palabras (vocabulario) y una serie de reglas (gramática) según las cuales se pueden relacionar las palabras formando unidades de significación más amplias. Así un lenguaje tiene sentido, tiene significado cuando el orden  de las palabras y las reglas permite la significación de un mensaje. Examinemos los dos elementos.

Las palabras son signos, esto representa algo para alguien. En los signos podemos distinguir el significado y el significante, entre los cuales se establecen la significación o sentido. Significa que se estableció por un convenio o acuerdo tácito entre los usuarios de los signos, y se transmite de generación en generación.

Hay signos que remiten a otro significado, se trata de los símbolos. Si de la relación entre el significante y el significado en los signos dijimos que es convencional, de la relación del símbolo con el objeto podemos decir que también es convencional, social y cultural. Hay símbolos que se han extendido y son comunes en muchas sociedades y culturas.

El universo simbólico.

       - El ser humano establece una relación con el mundo. Componen un universo simbólico o una urdimbre simbólica. En el universo simbólico hallamos una mezcla de experiencias y vivencias.

El lenguaje y el arte son dos instrumentos indispensables para hacernos con la realidad, porque contribuyen a dotar de sentido los objetos de nuestro entorno y nuestras propias vivencias entre ellos y las demás personas.



El animal fantástico.- Solemos caracterizar al ser humano como animal racional, el hombre es el único animal social que tiene logos. Pero el origen de todas las construcciones humanas no es la razón, sino la fantasía o la imaginación de un animal fantástico. Antes que animal racional, el hombre es un animal fantástico, y lo que llamamos razón no es sino fantasía puesta en forma.El ser humano es un animal capaz de crear fantasías porque es un animal con una hiperfunción cerebral y mental. A ello se debe que tenga tantas cosas que decir y que hacer, y por eso necesita el lenguaje y las producciones artísticas.

 Razón y fantasía puestas en forma.- Todo lo anterior pone de manifiesto que mas que racionales, somos seres fantásticos, capaces de anticiparnos a lo dado y también capaces de elaborar nuevas y distintas visiones y posibilidades. Los seres humanos, no reaccionamos a los estímulos externos e internos de manera inmediata, como lo hacen las demás seres vivos, sino que disponemos de un sistema simbólico que nos permite interpretarlos mediante formas lingüísticas, imágenes artísticas, ritos religiosos o símbolos míticos.El nuestro no es un puro universo físico, sino que nuestra vida transcurre, en un universo simbólico, de el que los mitos, la religión, la ciencia, el lenguaje, la ética, la política y el arte son elementos constitutivos. La razón necesita de la fantasía, porque fue la invención de símbolos la que abrió el camino del hombre hacia la cultura y la civilización. Sin ellas, tendríamos de la realidad una perceptiva bruta semejante a la de los animales, y nos seria imposible comunicar nuestro mundo interior y hacer intercambiable nuestra existencia con los demás.

Entradas relacionadas: