Imperialismo y teoria a favor

Clasificado en Otras materias

Escrito el en español con un tamaño de 6,04 KB

 

Origen imperialismo y teoría a favor.

Hacia finales del siglo XIX apareció un nuevo término en la política

imperialismo. Con él se aludía a la formación por

parte de las grandes potencias europeas, de grandes imperios ultramarinos en

el siglo XIX en Asia, Africa y Oceanía

. A lo largo del sigLo XIX fue cada vez más Llamativa la formación de nuevos

imperios territoriales que sustituían a los antiguos"-Esta tendencia se

incrementó entre 1880 y 1914, período durante el cual las potencias europeas

se repartieron.\Africa, Oceaníl y la influencia sobre China. Además, en

estos años surgieron coloniasl territoriales de países sin ninguna tradición

colonial, como Alemania, ltalia, Béigica, Estados Unidos y Japón.

Esre fenómeno, a pesar de haber surgido en un momento de triunfo de las

ideas del liberalismo político y económico en Europa, rechazaba la participación

política de los no europeos y la iibertad económica de las colonias.

argumento principal en: 'I El interés nacional de las potencias. Los partidarios del imperialismo

decían que la expansión colonial beneficiaba a la nación en su conjunto,

las colonias eran necesarias para el desarrollo de la nación y, a la vez,

deseables, porque contribuían a mejorar las condiciones de vida de los

habitantes de la metrópoli

La misión civilizadora del hombre blanco.  civilización occidental tenía una misión" que cumplir

 ofrecer las ventajas de la civilización occidental a pueblos considerados atrasados y

salvajes, convertirlos a la religión verdadera (el cristianismo), o sor€- terlos a la tutela de una nación o

raza superior (la blanca).

 

Según estas teorías, las colonias quizá no

eran totalmente necesarias para el desarrollo nacional, pero sí deseables

Para eL mejor cumplimienro de la misión civilizadora de Occidenre.

Origen en contra del imperialismo:

El beneficio de los grupos de interés.

acusaban a determinados grupos sociales de beneficiarse casi en exclusiva .Creían que las colonias no

,e¡en ni necesarias para el desarrollo nacional ni deseables,

 sostenían que el

imperialismo era un instrumento de las oligarquías

Las necesidades del capitalismo financiero.

el imperialismo era una etapa indispensable en la evolución del

capitalismo mundial.

las colonias eran necesarias parra el desarrollo capitalista y, por

ello, no eran deseables para un futuro triunfo del socialismo.

-- Las causas que contribuyen a expiicar eL fenómeno impenalisra en su

conjunto son los sigurentes:

 La expansión económica europea.

 

Las.expediciones tueron, en su mayoría, Llevadas a cabo por aventureros

exploradores o misioneros

 

La superioridad tecnológica militar de los colonizadores y los avances

científicos. En el siglo XIX la superioridad del armamenro terrestre y naval

de los ejércitos

"Europeos”, resultó decisiva para someter extensos territorios,

como la India y África

Los avances en la medicina (uso de la quimica) pernitieron

a los colonizadores blancos vivir en zonas tropicales en las que enfermedades

como el cólera, el tifus o la malaria eran casi endémicas.

* Las rivalidades  entre las potencias y la hostilidad de la población nativa'

Mucho¡ territorios sin aparete interés económico fueron ocupados o convertidos en cplonias solo para proteger a otras ya existetentes.

Conclusión de restauración y origen de la revolución del 20, 30 1848

Entre 1815 y 1848 se produjeron tres grandes oleadas revolucionarias que

alectaron a Europa y a América: la primera de ellas en [omo a 7870-1824,

denominada las revoluciones de 1820; la segunda, entre 1829-1834, conocida

como las revoluciones de 1830; y la tercera, alrededor de 1847-1849,

designada las revoluciones de 1848, o simplemente el 48.

Las tres oleadas revolucionarias estuvieron inspiradas en los principios de

la Revolución francesa (desde los más moderados a Los más radicales), que

fue tomada como modelo. Támbién unía a los revolucionarios una oposición

común al sistema de la Restauración y  a las monarquías absoLutas.

Sin embargo, las tres eran muy diferentes y su valor crecia progresivamente a

medida que transcurría el tienpo, de manera que la del 20 tuvo menos impor-

¡ancia que ia del 30, y esta menos que la del 48. En esta última, además, los

deseos de democracia, eI nacionalismro y el socialismo irrumpieron con

mucha más fuerza, lo que abrió un nuevo período histórico.

Entradas relacionadas: