Movimiento obrero en España en el Siglo XIX

Clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 3,72 KB

 

El movimiento obrero durante el reinado de Isabel II

La supresión de los gremios acabo con el sistema de asistencia del trabajador. Se sucedieron algunos episodios de destrucción de maquinaria como el incendió de la fábrica de Bonaplata en Barcelona (1835). Los obreros organizaron sociedades de ayuda mutua como la de Tejedores de Algodón (1840). Algunos fueron partidarios del socialismo utópico. Los disturbios de los obreros se enfrentaron a las tropas. En 1855 estalló en Barcelona una huelga general en defensa del derecho de asociación. Se aprobó una Ley de Trabajo decepcionante. Durante el gobierno de la Uníón Liberal el movimiento obrero permanecíó aletargado. Destaca la labor de formación cultural y de concienciación política que desempeñaron diversas academias obreras como el Fomento de las Artes de Madrid.

El movimiento obrero en el Sexenio: la Internacional

En 1868 llegó a España Giuseppe Fanelli, miembro de la Asociación Internacional de Trabajadores (AIT). En 1870 se celebró en Barcelona el I Congreso de la sección española de la Internacional. En 1871, sobrevino la insurrección de la Comuna de París que llevo a unas medidas represivas contra la AIT. En 1872, el Gobierno disuelve el Congreso de Zaragoza. En 1871, llegó la corriente marxista a manos de Paúl Lafargue, y se creó la Nueva Federación Madrileña. La proclamación de la República provocó manifestaciones. La participación de los obreros en la huelga de Alcoy y en el movimiento cantonal llevó a la disolución de la Internacional en 1874. El Sexenio significó una etapa de toma de conciencia política y organizativa, y de asimilación de las corrientes ideológicas que existían en el mundo obrero europeo.

El movimiento obrero durante la Restauración. El anarquismo

En 1881, los anarquistas fundaron la Federación de Trabajadores de la Regíón Española. Los anarquistas se inclinaban por un activismo sindical y reivindicativo. Una minoría optó por la “acción directa”, sucedíéndose una oleada de atentados. A inicios del S. XX los sindicatos anarquistas continuaron creciendo.

El socialismo. Los sindicatos católicos

Se fundó en Mayo de 1879 el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) liderado por Pablo Iglesias que defendía la abolición de las clases y la transformación de la propiedad privada en colectiva. En 1888 se fundó en Barcelona la Uníón General de Trabajadores (UGT). En 1890 se celebró por primera vez el 1º de Mayo. A finales del S.XX se intentarán organizar movimientos obreros de inspiración católica.

Entradas relacionadas: