Técnicas

Clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 18,29 KB

 

PINTURA ACRÍLICA: Los acrílicos aparecieron hacia mediados del siglo XIX, pero no fue hasta los años 30 del pasado siglo cuando aparecieron industrialmente.  Fueron los artistas norteamericanos los que comenzaron a usar la pintura acrílica, cuando esta pintura se va incorporando al arte contemporáneo. Poco a poco se van dando cuenta de las muchas posibilidades técnicas que tiene este medio, como la estabilidad que presentan los colores, o la más importante que es la rapidez del secado. El acrílico tiene una similitud con el oleo en cuanto a estabilidad del color y las texturas, pero una ventaja enorme en cuanto al hecho del secado casi inmediato (del acrílico). En la actualidad el acrílico tiene una gran cantidad de seguidores, sobre todo los que realizan obras a grandes tamaños, aunque también es cierto que otros muchos combinan ambos medios, por lo que no han abandonado del todo el oleo.  Características:  Las pinturas acrílicas son un derivado de la industria del plástico, similar a las pinturas que utilizamos en las paredes y fabricada con pigmentos que pueden ser naturales o sintéticos. Los pigmentos que se usan para la fabricación de los acrílicos son los mismos que se usan para el óleo, y la única diferencia que existe entre unos y otros es el aglutinante usado, pues en los óleos será el aceite y en los acrílicos será una emulsión acuosa transparente de resinas polímeras;  lo que explica porqué los acrílicos son tan resistentes, al actuar la resina una vez seca como un recubrimiento plástico que va a ser imposible de retirar. Las pinturas acrílicas se diluyen con agua, a diferencia del óleo que se diluye con aceite. Pero para usarlas no es imprescindible el diluirla en agua sino normalmente la usamos tal cual sale del tubo. Lo que sí se suele hacer es mezclarla con adictivos, que sirven para darle consistencia o terminados mates o brillantes, así pues, podemos usar los acrílicos de forma que podamos incluso aplicarlos con espátula en capas gruesas, y también si lo deseamos podemos diluirlos con algo de agua para usarlos de forma parecida a la acuarela, e incluso añadirle diversos medios para lograr varias texturas diferentes.Donde tienen una gran utilidad los acrílicos es para abordar pinturas de gran tamaño por su gran versatilidad y la ventaja del secado rápido que va a permitir un trabajo casi de continuo sin largas esperas para continuar la obra.

Podemos usarlos de forma combinada con otros materiales de pintura o dibujo para técnicas mixtas, etc.

Como características del acrílico podemos destacar:  Su  luminosidad, que permite obtener amplias gamas de color.La transparencia y densidad.La fluidez en las mezclas.Secado y contracción, lo cual se pueden emplear grandes empastes de pintura y secarán con igual estabilidad. Estabilidad en la luz, que significa que tiene una gran resistencia al deterioro cromático que viene dada por el propio medio que protegerá los pigmentos. No amarillean ni envejecen.Rapidez del secado, permite superponer colores y trabajar de manera rápida. Se pueden pulverizar, raspar y mezclar con otros materiales.Se pueden crear superficies de tintas planas.

 Presentación: En tubos: Botes:  

Soportes: Papel, tablero, lienzo, madera . No sirven superficies grasas o lienzos preparados para la pintura al óleo.

Paletas: Mejor las de plástico, cristal o madera con imprimación acrílica para que no se peguen. (no se pueden usar las de madera normal no tratada porque la pintura se queda pegada a ellas)

 Pinceles:Pinceles de cerdas como para óleos, o pinceles sintéticos.También se usan las espátulas, etc.

PROCEDIMIENTOS: De aguada: Rociado o Punteando: Texturas:

EL OLEO:En el arte se conoce como óleo a los aceites que se usan para combinar con otras sustancias y obtener así un producto idóneo para la pintura y como extensión, se fueron llamando óleos a la misma pintura en sí.El uso del óleo se conoce desde la modernidad y estaba ya extendido entre los artistas de la Edad Media sobre todo combinándolo con la pintura altemple o al fresco. Su uso se generalizó en Europa a partir del siglo XVI.

Características: La pintura al óleo está elaborada con pigmentos muy molidos y aglutinantes con aceites secantes como el aceite de linaza, o semi secantes como el aceite de adormiera o nuez, que secan por oxidación. El aceite que más se emplea es el de linaza que suele mezclarse con los pigmentos de minerales que son los que proporcionan el colorido.Tanto por su densidad como por su textura el óleo tiene la ventaja de mantenerse húmedo durante bastante tiempo, dando oportunidad al pintor a poder limpiar con una espátula sus errores y volver a empezar de nuevo. A diferencia del temple o del fresco que secaban rápidamente, la humedad del óleo favorecía la prolongación de las sesiones de trabajo.  Los colores del óleo no varían cuando se secan, aunque con los años tienden a oscurecerse debido a la oxidación del aceite. Los tiempos de secado del óleo dependen de su color (los más rápidos son los colores de tierras). Muchos fabricantes para igualar los tiempos de secado de los colores, utilizan aceleradores o retardadores en distintos colores. En general el secado del óleo dura entre 2 y 10 días en función del clima. La pintura al óleo se puede trabajar de dos maneras, o bien con veladuras finas o transparentes o  mediante empaste, que le dan mayor opacidad.Las diferencias del color varían también el grado de opacidad. El óleo puede trabajarse húmedo sobre húmedo, lo que permite crear fundidos, o bien dejando secar las diferentes capas y trabajar en húmedo sobre seco. La pintura al óleo se suele diluir con trementina o aguarrás, para hacerla menos espesa. Lo ideal es mezclar el óleo con trementina con el aceite de Damar, para dar el cuerpo deseado al óleo.

Materiales: Se comercializa en tubos de diversos colores (son suficientes 8 o 9 tubos para obtener todos los demás ya que se mezclan bien unos con otros). Existen distintas marcas de pinturas al óleo, en función de las calidades, lo cual se refleja en el precio.

Disolventes o diluyentes: AGUARRÁS: Es el disolvente más práctico. Se utiliza además, para limpiar los pinceles y materiales utilizados. Es altamente combustible por lo que ha de manejarse con mucho cuidado. El aguarrás es de buena calidad mezcla muy bien con el óleo y su evaporación es uniforme. Se utiliza como sustituto de la trementina desde hace años. Tiene un olor menos intenso, no produce reacciones alérgicas y es más económico.También existe el símil del aguarrás, este es más tóxico y tiene un olor mucho más fuerte. TREMENTINA: Se sigue utilizando en lugar del aguarrás. La única ventaja que tiene es que se evapora antes que este. Si se añade demasiada trementina al óleo tiene a reblandecer la pintura anterior.

Soportes: El soporte ideal es el lienzo, aunque también se puede utilizar madera, el metal o el cartón. El mejor lienzo es el de lino tensado en un bastidor de madera, tratado con imprimación de cola de animal (de conejo y blanco opaco). Con la imprimación adecuada los tableros de madera proporcionan una base más permanente que el lienzo.

Pinceles Los más adecuados son los de cerdas, por ser resistentes y duraderos. También se pueden usar otros de pelo fino para dar los últimos retoques. Los pinceles más usados son los planos y redondos.  También existen: Filberts (mezcla de plano y redondo, se usa para hacer fundidos) Cuadrados (planos y cortos buenos para dar empastes) De abanico (para pinceladas muy suaves) Se puede usar la espátula si se quiere dar empastes y texturas. La espátula se usa también para mezclar los colores de la paleta.

Paletas: Se usan las de madera con orificio para el pulgar. (no suelen tener pocitos como las de la acuarela)

PROCEDIMIENTOS: Generalmente se empieza con un dibujo previo generalmente a carboncillo o grafito. Posteriormente se esbozan las formas y colores con pintura diluida en aguarrás. Las capas de color se irán dando de menos cantidad de pintura  a más, para evitar los problemas de cuarteado.

DISTINTAS TÉCNICAS UTILIZADAS: ALLA PRIMA: Método de pintura directa, seguro y fácil. Toda la pintura  de la zona se aplica con una única sesión, lo que exige que la pincelada sea correcta. Se utiliza con el objetivo de resaltar la expresividad del trabajo, se usan pocas mezclas de colores. Toda la pintura se trabaja a la vez, con lo cual no hay problemas de secado, ya que toda está húmeda. Los primeros pintores en usar esta técnica fueron los impresionistas y los paisajistas ingleses. VELADURAS: Es la técnica más usada en el renacimiento. También utilizada frecuentemente por artistas posteriores. (Rembrandt) La veladura consiste en dar capas muy delgadas de pintura, de forma que se transparente la capa inferior, así el color que veremos es el resultado de la mezcla del color inferior más el de la veladura. Para realizar una veladura es necesario que la capa inferior esté perfectamente seca.EMPASTE: Se utiliza la pintura muy densa (directamente del bote), para que se resquebraje se utiliza un medo especial para empastes, o bien se mezcla con arena, serrín o polvo de mármol para crear texturas. Se puede trabajar con pincel o espátula. (Vicent Van Gohg)

VENTAJAS DE ÓLEO: Gran calidad y nitidez en colores.Facilidad para trabajar tamaños grandes.Permite gran variedad de técnicas.

DESVENTAJAS: Muy lento el proceso de secado.Oscurecimiento de los colores, con el tiempo.Posibles resquebrajamientos si no se toman los métodos de trabajo adecuados.

PINTURA MURAL:La primera pintura de la historia, la rupestre, se ejecutó sobre las paredes de roca de las cuevas paleolíticas. Usaban pigmentos naturales con aglutinantes como la resina. La pintura sobre muros y paredes dominó durante la antigüedad y durante la época románica. Decayó en el  gótico, debido a que las paredes se sustituyeron por vidrieras, esto determino el auge de la pintura sobre tabla. Durante el renacimiento se produjeron grandes murales, como los frescos realizados por Rafael en las Estancias del Vaticano y la obra de Miguel Ángel Buonarroti en la Capilla Sixtina.  Posteriormente, se ha limitado a las paredes de los edificios y los techos, destacando grandes decoraciones del Barroco y Rococó, que, combinadas con relieves de estuco, daban lugar a creaciones ilusionistas  impresionistas.

La pintura mural no se ha llegado a abandonar nunca, como puede verse en la obra de los muralistas hispanoamericanos. Los más famosos fueron Diego  Ribera, David Alfaro, Siqueiros, José Clemente Orozco, en México y Teodoro Núñez Ureta en Perú.

El graffiti callejero, al menos en sus vertientes más artísticas y monumentales, podría considerarse una forma contemporánea y urbana de pintura mural. 

CARACTERÍSTICAS:La pintura mural suele tener un carácter decorativo de la arquitectura, aunque también cumplió finalidades didácticas. El mural debe contener un relato. Por ello, se dice que es como una película quieta.

Características principales del mural: Monumentalidad, la cual no solo está dada por el tamaño de la pared sino por cuestiones compositivas de la imagen.Poliangularidad, que permite romper el espacio plano del muro.

TÉCNICAS:Salvo en la prehistoria no se pinta de manera directa en la pared, sino sobre una fina capa intermediaria. La principal técnica empleada a lo largo de los siglos para la pintura mural es el fresco. La superficie a pintar se prepara con varias capas de revoco: primero un enlucido basto, el arriccio, y luego una capa más delgada de arena fina y cal, que recibe el nombre de intonaco.  Sobre la pared todavía húmeda se aplica entonces el pigmento disuelto en agua de cal.Los murales pueden elaborarse en distintos métodos: AL FRESCO,  en el cual la pintura se coloca en el repello de la pared todavía fresca.AL SECO, en el cual la pintura se coloca sobre una pared ya seca.También se usó la encáustica, técnica que ya utilizaron los romanos, en la que los colores se disuelven en una mezcla de cera de abejas y resina y se aplican en caliente, quedando fijados en la pared al secarse. Es posible pintar al temple sobre muros y paredes. En este caso, hay que esperar a que el revoque esté seco. A principios del siglo XX toma relevancia el acrílico como material de primer orden, utilizado entre otros por los mexicanos Ribera y Orozco. Actualmente se busca trabajar con materiales nobles que permitan una larga duración del mismo sin demasiado mantenimiento, especialmente cuando se ubican en exteriores. Otras técnicas muy usadas pueden ser el esgrafiado sobre cemento coloreado, mural cerámico, mosaico de piedras, azulejos, etc.

PINTURA MURAL TRADICIONAL: BUON FRESCO (AL FRESCO):El fresco ha constituido la principal técnica de la pintura mural. A diferencia del resto de procedimientos el muro ha de estar húmedo en el momento de pintar. La técnica consiste en aplicar los pigmentos disueltos en agua pura o de cal sobre el muro, que deberá estar preparado con un mortero de cal y arena: Una capa de: 3 partes de arena y una de cal. El muro debe de estar húmedo. El proceso se basa en la carbonatación de la cal. Al secarse la pared se evapora el agua y la cal va absorbiendo anhídrido carbónico del aire, produciéndose carbonato cálcico que hace una función cristalina. El color y la pared se convierten en una superficie compacta con todos los elementos integrados siendo insolubles e inalterables. Es la técnica de la pintura mural más duradera. La aplicación de los colores requiere rapidez y seguridad, puesto que el muro debe estar húmedo y luego no se puede retocar.(Goya)

PINTURA MURAL EN SECO:Se utiliza sobre paredes secas. Su uso más frecuente es para hacer correcciones, también se pueden hacer pinturas completas, aunque con los nuevos procedimientos como la pintura acrílica, ya no se usa.

Variantes de la técnica seca:FRESCO SECO: Se usa cal apagada y diluida en agua como aglutinante del color. Es menos duradera y luminosa que las otras.TEMPLE: Se utiliza sobre todo para retoque de frescos. Generalmente se usa en tamaños pequeños.  Ahora apenas se usa. ÓLEO: Se ha empleado con una comparación espacial del muro (como selladora). La utilizó Goya en el Aula Dei, en la Quinta del sordo.

Entradas relacionadas: